El tren en la India, la India en el tren

Posted on 25 octubre, 2011

6


Estación de tren en Kerala, India - Foto por Mi Lawrence

Fotos por Mi Lawrence

Una de las sensaciones que más a menudo recuerdo de la India es la de pasar largos ratos entre vagón y vagón del tren, sentado en la escalerilla de acceso con la puerta abierta, ¡que gran placer cada vez más difícil de procurarse en países demasiado civilizados!

Rumbo al sur siguiendo la costa occidental desde Bombay hay un tramo en el que el tren salta continuamente por encima de brazos de agua que se adentran hacia el interior, varios metros por encima de las copas de los árboles, que se extienden hasta donde alcanza la vista. Recuerdo que fue aquí cuando por primera vez tuve la sensación de haber llegado a la India, a la inmensa India de las junglas y las aldeas, que parecía tan lejana desde la vorágine de Bombay.

El tren es sin duda una buena forma de conocer la vasta geografía del subcontinente indio, pero no es sólo eso, el tren es también la misma India. Los vagones de sus diferentes clases acogen una variopinta mezcolanza de gentes, fiel reflejo de la compleja y estratificada sociedad del país, desde los afortunados y orgullosos brahmanes hasta los terriblemente marginados intocables, desde los imponentes sikhs con sus turbantes hasta los jóvenes estudiantes de informática o finanzas.

Las distancias en la India son enormes y sus trenes lentos, por lo que los viajes de uno o más días son habituales. Los viajeros comen, beben, duermen y conversan en el tren, lo que puede hacer del trayecto una de las experiencias más interesantes de nuestro viaje.

Pinche de cocina del tren descansando un rato en la zona habilitada como despensa

Las diferentes clases se adaptan a los diferentes bolsillos y aunque en los trenes corrientes no se encuentran comodidades a la altura de las de los trenes occidentales, los vagones con aire acondicionado y bancos-camas acolchados ofrecen un nivel más que aceptable para todo aquel que no espere encontrarse un moderno tren de alta velocidad.

Creo que todo viaje a la India debería contar al menos con un trayecto en tren. Si lo hacéis no olvidéis recorrerlo de punta a punta, el vagón climatizado puede estar muy bien para dormir o descansar, pero permanecer en él es la mejor manera de desaprovechar la experiencia. Y, como no, os recomiendo pasar un rato al espacio que hay entre vagones, abrir la puerta, y respirar directamente el cálido y denso aire de la India mientras disfrutáis del espectáculo…

¡Viajeros al tren!

Esperando el tren, India - Foto por Mi Lawrence

Anochece en el tren, India - Foto por Mi Lawrence

Anuncios
Posted in: Viajes