La garganta del Ziz, Marruecos

Posted on 2 abril, 2012

17


Garganta del Ziz, Marruecos - Foto por Mi Lawrence

Una de las maravillas de Marruecos son las gargantas de los ríos que desde el Atlas bajan hacia el desierto, buscando un mar que nunca encontrarán, salvo de arena. Sin embargo, a pesar de estar destinados a ser tragados por la tierra, alimentan una explosión de vida en medio del árido paisaje que atraviesan. El Dades, el Draa y el Ziz han cincelado profundas gargantas en cuyo lecho se encuentran algunos de los palmerales más extensos del mundo.

Garganta del Ziz, Marruecos, Foto por Mi Lawrence

Recorriendo la Garganta del Ziz camino de Merzouga hacemos una parada en Ifri. Allí dejamos, para alegría del médico local, unas cajas de medicamentos a punto de caducar que hemos recogido en un par de farmacias. Para nosotros no ha sido ninguna molestia (sobre todo para mí pues es un buen amigo quien se ha encargado de ello), a ellos les serán de gran utilidad, y además supone una magnífica manera de empezar nuestro viaje por Marruecos, aportando nuestro granito de arena y disfrutando de la acogida de la población de Ifri.

Entregando los medicamentos en Ifri, Marruecos - Foto por Mi Lawrence

Ifri, Marruecos - Foto por Mi Lawrence

Después de un paseo por el palmeral y el pueblo nos invitan a tomar un té y a cenar en una de las casas del pueblo. Intentamos memorizar los numerosos pasos necesarios para hacer un té como Alá manda, pero ahora compruebo que fue en vano. La cena, en pleno Ramadán, es especialmente copiosa, y el ambiente distendido. Aunque nos ofrecen alojarnos en otra casa preferimos montar nuestras tiendas y disfrutar a nuestro aire del vergel que rodea al pueblo.

Ifri, paseando por el palmeral, Marruecos - Foto por Mi Lawrence

A la mañana siguiente, después de desayunar, damos un nuevo paseo por el palmeral y, cediendo a la insistencia de nuestros anfitriones, nos acercamos a disfrutar de la última atracción local: los restos de un terrible accidente que ha ocurrido en los alrededores. Hace ya varios días que ocurrió, pero todo sigue igual.

Amaneciendo en Ifri, Marruecos - Foto por Mi Lawrence

Accidente cerca de Ifri, Marruecos - Foto por Mi Lawrence

Después nos despedimos. Abrazos y bendiciones por ambas partes, quizás nos veamos a la vuelta. Al poco de salir de Ifri nos esperaba una grata sorpresa… algo mucho mejor que una buena ducha: ¡un buen baño!

Ifri, Marruecos - Foto por Mi Lawrence

A las afueras de Ifri, Marruecos - Foto por Mi Lawrence

Bañándonos a las afueras de Ifri, Marruecos - Foto por Mi Lawrence

Ahora, limpios y frescos, podemos seguir nuestro camino, en busca de las primeras dunas…

Anuncios
Posted in: Viajes